Los Gritos Silentes

Acciones web y de calle alternativas para ser la voz de TODOS los venezolanos que no la tienen.

A MI ME IMPORTA CADA GRITO CALLADO

#amimeimporta #losgritossilentes violencia victimas inseguridad venezuela(Autor: Desiree Depablos) Gritos silentes es una protesta contundente que te golpea fuerte… muy fuerte.  Cada uno de los que participan es la voz de alguien que ya no podrá gritar porque fue una víctima de la violencia. No es nada fácil. Ser parte de esta propuesta movió todas mis fibras hasta arrancarme las lágrimas desde el momento mismo en el que elaboraba la pancarta. El nombre de una víctima más de la violencia que vivimos día a día, un número más en la estadística que nos mantiene de luto, uno más de los hijos que Venezuela llora cada día.

Hoy llevé  una pancarta con  el nombre de una muchacha que nunca vi, no la conocí, pero podía ser mi hija. Una joven con sueños, con ganas de vivir, con una vida que comenzaba y  que acabó por disparos que ni siquiera eran para ella. Solo porque estuvo en el lugar equivocado a la hora equivocada. Fui la voz de Jesimar del Carmen Urdaneta Gutiérrez.  Tenía solo 17 años, fue a visitar a un amigo pero unos sicarios buscaban a alguien que estaba en ese lugar. Desde un carro que pasaba dispararon sin blanco preciso y el fuego la alcanzó. Murieron tres personas, ella fue una.

Sentí el horror de esa niña ante un ataque que no comprendía, el dolor de su madre… un dolor que no se puede superar con nada, un dolor que nunca termina, que solo duerme a ratos para despertar más fuerte ante la impotencia de no haber podido hacer nada para evitar aquella muerte injusta.

Me paré frente a los carros llevando en alto mi pancarta con el nombre y la historia de Jeisimar, con mucho respeto y una tristeza profunda. Pude ver como las personas leían con atención y sus rostros se transformaban, era una mezcla de sorpresa y dolor. La gran mayoría asentía con la cabeza y hasta daba palabras de aprobación. Algunos bajaban los vidrios de los carros para leer mejor. Mirábamos a cada persona fijamente, sin decir palabras,  una señora detuvo su carro, abrió  la ventana y me preguntó ¿Quién era ella? ¿Era tu familia? Y luego me dijo, esto tiene que terminar, con lágrimas a punto de salir de sus ojos. Caminé y grité, con fuerza, con horror, con dolor, grité todos los gritos que Jesimar no podría gritar porque alguien apagó su voz y pensé: Sí, esto tiene que terminar.  #AMiMeImporta

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

There was an error retrieving images from Instagram. An attempt will be remade in a few minutes.

%d bloggers like this: